Asegura que murió y revivió 27 veces

Definitivamente, una segunda oportunidad fue lo que recibió Ray Woodhall.

nota 22
24 feb, 2017 a las 16:03

Este hombre de 54 años asegura que murió y revivió 27 veces en un hospital en el centro de Inglaterra, luego de jugar seis partidos de fútbol.

El hospital activó un equipo médico para tratar los múltiples paros cardíacos

Woodhall fue internado de emergencia el pasado 17 de diciembre luego de sentir continuas molestias en su pecho tras su jornada deportiva.

Al principio pensó que se trataba de un problema de deshidratación, pero los paramédicos le confirmaron que había sufrido un ataque al corazón mientras estaba siendo trasladado al hospital.

Según el veterano jugador una vez en el hospital fue intervenido quirúrgicamente. Pero cuando todo estaba aparentemente controlado, y su familia se había regresado a la casa, comenzó una odisea de supervivencia que se extendió por unas seis horas.

Según Woodhall sufrió 27 paros cardiacos. Una de las enfermeras se disculpó por haberle tenido que bombear el pecho en tantas ocasiones , mientras que otra le dijo que el mayor número de infartos que había visto en un paciente había sido siete.

 

Nota extraída de: http://elsiglo.com.pa/curiosidades/asegura-murio-revivio-27-veces/23987695

 

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Calcula cuál es tu esperanza de vida según el país del que provienes

_101572212_life_expectancy_feature_promo_v2
La expectativa de vida está en aumento. Las personas nacidas en 2016 vivirán, en promedio, siete años más que aquellos nacidos hace 25 años.

El regreso de Abba: el grupo sueco graba nuevas canciones por primera vez en 35 años

_101073732_abba
El grupo de pop Abba volverá a componer música por primera vez desde los años 80.

"Dismorfia de Snapchat": el fenómeno por el que cada vez más pacientes de cirugía estética aspiran a parecerse a sus propios selfies con filtros

_100992847_snapchattoppic
A Crystal siempre le ha encantado intercambiar selfies con sus amigos pero muchas veces se paraba un rato antes de enviar el suyo: "No podía dejar de mirar la manera en que el filtro de Snapchat me cambiaba la cara", le dijo la BBC.