Cáncer de mama acecha a mascotas

El cáncer de mama también afecta a perras y gatas, y, en nuestro país, tiene una alta incidencia y es bastante común, al igual que en los seres humanos, el pronóstico en gatas es malo, aunque las perras sí tienen cura

mascota-G
26 oct, 2015 a las 14:12

La veterinaria y oncóloga Josefina Sardiñas precisa que, a diferencia de las personas, si la perra o gata es castrada antes de los 6 meses o antes del primer celo, se reduce 100% la probabilidad de contraer la enfermedad. “Con la castración la incidencia es cero, no aparece el tumor”, refiere la especialista.

Sardiñas advierte que en el caso de las gatas, “el pronóstico es muy malo. En 100% de los casos es un tumor y es grave”. Las expectativas de vida para la mininas son nulas y no hay tratamiento que les ayude a superar el cáncer de mama, dice, y agrega que en los casos detectados hay una relación entre no ser castradas y ser gatas bravas o de mal carácter.

Con relación a las perras, Sardiñas indica que es fácil el diagnóstico, “solo palpándola se siente si hay bulto en la mama”. Indica que 50% de las lesiones en canes son benignas, y el otro 50% son malignas.

En cuanto al pronóstico, explica que depende del tamaño del tumor: “si es de menos de 1 cm, se extirpa la mama, se aplica quimioterapia y no lo tendrá más nunca”, pero advierte que mientras más grande sea el tumor, las probabilidades de curarse van disminuyendo.

Explica la oncóloga veterinaria que la probabilidad de sufrir de cáncer de mama tiene que ver también con la raza del animal; “en los pastores alemanes es más agresivo”, dice.

Recomienda acariciar a su mascota y palparle las mamas; si encuentra un bultito, no esperar para llevarla al veterinario, porque puede complicarse y darle metástasis. “Lo único que se puede hacer es la castración. Es la única prevención”, recalca Sardiñas.

Vía Últimas Noticias

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.