¿De albañil a cirujana? La condenan a 10 años de cárcel por aumentar glúteos con cemento

Una cirujana fue condenada a al menos 10 años de cárcel luego de que se determinara que utilizaba cemento para aumentar los glúteos de sus pacientes.

cemento
31 mar

La situación se dio a conocer luego de que desde una prisión de Florida en noviembre de 2011, Shatarka Nuby escribiera una carta al departamento de salud del estado sobre sus nalgas cosméticamente mejoradas.

Su trasero se endureció y se volvió negro, escribió. Los efectos secundarios de las inyecciones de años dejaron así a la madre de tres enfermos. Y afirmó que su cirujano – Oneal Ron Morris – era el mismo médico estético que la policía había arrestado y acusado de bombear una fórmula casi letal de cemento, aceite mineral, calafateo de baño y sellador de neumáticos Fix-a-Flat en los cuerpos de otras mujeres.

La “duquesa” de la muerte

Se conoció además que Morris era llamada por sus pacientes como la “Duquesa”.

Los funcionarios comenzaron a investigar y entrevistaron a Nuby.

Pero cuatro meses después, esta ya estaba muerta.

La causa oficial de la muerte fue insuficiencia respiratoria de la “migración masiva de silicona sistémica” de las inyecciones a las nalgas y las caderas de Nuby, según el médico examinador.

Morris fue acusada de homicidio involuntario y practicar la medicina sin licencia en el verano de 2012, y el mes pasado se declaró inocente a ambos, informó el Sun Sentinel.

 

Nota completa en: https://www.lapatilla.com/site/2017/03/29/condenan-a-10-anos-de-carcel-a-cirujana-que-aumentaba-gluteos-con-cemento-fotos/

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

La montaña rusa creada para morir

rusa
La Euthanasia Coaster somete a sus desdichadas víctimas a una presión cercana a los 10G durante un minuto

Pigcasso, la cerda artista

CERDITA
Su orgullosa dueña señala que el estilo artístico podría llamarse expresionista y que toma su inspiración de los paisajes de su actual hogar

Tiene 8 meses y pesa 37 libras

obeso
Queremos que Chahat pueda jugar como los niños normales.