La mujer a la que le cayeron 2 rayos y sobrevivió para contarlo

Muchos conocemos a alguien que es "uno en un millón", ¿verdad? Es esa "persona muy especial", quizás tu hija o tu sobrino, el amor de tu vida o alguien a quien admiras. Sin embargo, hay humanos que estadísticamente son, efectivamente, uno en un millón.

_102303606_rayo-solo
09 jul

La lluvia empapó mis botas y mi corazón brincó en mi pecho cuando un rayo partió un árbol por la mitad a solo 45 metros de mí. No hubo advertencia, excepto las gruesas nubes negras que llenaban el cielo.

 

Antes de que pudiera refugiarme, un destello masivo de luz me atravesó y me arrojó 9 metros hacia atrás sobre el suelo de concreto. Sentía que cada centímetro de mí estaba ardiendo, ardiendo con electricidad, matándome. Y luego, todo se volvió negro.

 

Tenía 24 años y era soldado en Fort Benning, Georgia. Esa noche, estaba inspeccionando municiones en el punto de suministro con otro guardia. Él intentó reanimarme, pero fueron los paramédicos quienes me resucitaron, a pesar de que el rayo —que había entrado por mis pies, atravesado mi cuerpo y salido por mi boca y cabeza— había parado los latidos de mi corazón.

 

Los médicos estaban asombrados de que hubiera sobrevivido cuando llegué al hospital. Para entonces, estaba semiconsciente, preguntándome si me habían disparado o si había explotado una bomba. Pasaron horas antes de que entendiera lo que había sucedido. No podía hablar porque tenía la mandíbula rota, no podía entender lo que me decían debido a una lesión cerebral grave, y no podía caminar porque los vasos sanguíneos de mis pies estaban completamente destruidos.

 

Estaba agradecida por estar viva, pero mi vida había cambiado para siempre.

 

Nota extraída de: http://www.bbc.com/mundo/noticias-44689441

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.