Las palomas prefieren defecar en carros rojos, según un estudio

Hay palomas, que bombardean sin piedad los carros estacionados en las calles. Según un estudio elaborado por el British Trust for Ornithology de Gran Bretaña, las aves se sienten atraídas por los carros de color rojo a la hora de defecar.

palomas carro
15 abr, 2016 a las 18:10

El estudio analizó hasta 1.100 vehículos aparcados en cinco ciudades británicas durante un periodo de dos días y la conclusión es que el 18% de los coches bombardeados por palomas eran rojos, frente al 14% que eran azules, seguidos de negros (11%), blancos (7%) o gris plata (3%). Los mejor parados, los carros verdes con solo un 1%.

Otro dato interesante que arroja el estudio es el tiempo que pasa entre que el dueño del coche ve el excremento y lo limpia. Al parecer, el 17% lo limpia tan pronto como lo descubre, el 20% lo hace en los dos días siguientes, y el 55% no se preocupa lo más mínimo y se espera hasta que piensa en lavar su coche.

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Maradona ofrece recompensa por audios que anunciaron su muerte

Soccer Football - World Cup - Group D - Argentina vs Croatia - Nizhny Novgorod Stadium, Nizhny Novgorod, Russia - June 21, 2018   Diego Maradona in the stands      REUTERS/Matthew Childs
Diego Maradona ofreció una recompensa económica para hallar al autor de los audios divulgados el martes en los que se aseguraba que el astro del fútbol había muerto tras sufrir una descompensación mientras veía el partido Argentina-Nigeria en Rusia, informó este jueves su abogado.

Luis Miguel La Serie: los tres misterios de su vida que no contarán ni Netflix ni Telemundo

191820
Desde el anunció de Luis Miguel La Serie en mayo de 2017, el ‘Sol de México’ explicó que había llegado el momento de revelar sus secretos.

A pocos días de Rusia 2018: ¿Sabías que Pelé usó el dorsal “10” por casualidad?

ab9ce7889e5f76b01fc4ce3157202
La numeración para facilitar la identificación de los jugadores no se introdujo en los Mundiales hasta 1950 y fue, cuatro años después en Suiza, cuando se acordó que cada jugador llevase el mismo dorsal durante todo el torneo.