Michelle Rodríguez confiesa que sintió "celos" por la muerte de Paul Walker

La actriz texana, compañera de reparto en la saga «A todo gas», detalla en un documental su año de dolor tras la pérdida de su amigo

michelle-rodrigez01--620x349
05 abr, 2016 a las 13:40

La desaparición del actor Paul Walker, el 30 de noviembre de 2013, cuando murió calcinado después de que su Porsche Carrera GT chocara contra un poste eléctrico y un árbol debido al exceso de velocidad, dejó una legión de familiares y admiradores desolados. También afectó profundamente a sus compañeros de la saga cinematográfica «A todo gas», («Fast and Furious»), con su íntimo amigo Vin Diesel a la cabeza.

Ahora, Michelle Rodríguez, otra de sus compañeras de reparto en las películas que lanzaron a Walker al estrellato, acaba de detallar su calvario personal tras el fallecimiento del actor. Según publica el portal TMZ y en base a un documental que en breve se emitirá, la actriz texana pasó un año profundamente triste y entregada a las drogas psicodélicas para mitigar su dolor.

«Cuando perdí a Paul, durante un año fui como un animal, ¿qué podía hacer, físicamente, para apartar de mi cabeza el sentido de la existencia? Mi mente estaba centrada en lo transitoria que resulta la vida y el hecho de estar aquí y desaparecer en cualquier momento», dice en «The Reality of Truth», de Michael Zapolin. «¿Cómo podía dejar de pensar en eso?»

El proyecto de Zapolin, al que se unió Rodríguez es una exploración documental de «la relación entre la espiritualidad, la religión y la psicodelia», según reza la página web de la película. Durante una visita a Perú con el director del documental, la actriz reconoce que consumió ayahuasca, una planta alucinógena, que, asegura, provocó «la destrucción de todo lo que he conocido».

«Hice todo lo que podía hacer para esconderme de mí misma y le aseguro que mi viaje de ayahuasca me entristeció, porque pensé que yo me había quedado aquí. No estaba triste porque él se hubiera ido, sino porque yo me había quedado. Me daba celos que él se hubiera marchado el primero», explica la actriz.

La confesión de Michelle Rodríguez llega días después de que su íntima amiga Cara Delevingne admitiera en Twitter que sufre depresión, que se odia s sí misma y que trabajar en la moda suponía «una huida de mí misma».

Vía ABC

¿Qué dices?

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.